25 jóvenes de toda Europa intervendrán en este yacimiento, único en Andalucía, gracias al campo de trabajo organizado por el IAJ y el Ayuntamiento de los Pueblos de Moclín.

 

Desde 2013, el poblado mozárabe de Tózar, en Moclín, no ha dejado de despertar expectación entre expertos e instituciones. Con la dirección del arqueólogo Luca Mattei, la coordinación del Ayuntamiento de los Pueblos de Moclín y la promoción del Instituto Andaluz de la Juventud, el trabajo de decenas de voluntarios europeos ha permitido avanzar en la investigación de este importante yacimiento, donde se han documentado más de un centenar tumbas de una necrópolis medieval y una alquería o comunidad rural mozárabe.

 

Este verano, el poblado se prepara para su quinta intervención arqueológica, en la que participarán 25 jóvenes de diferentes países a través del campo de trabajo que se celebrará del 30 de julio al 13 de agosto. “Además de los trabajos de limpieza del yacimiento y el movimiento de tierras, el campo de trabajo servirá para la documentación gráfica de todas las estructuras, así como el análisis y protección de materiales exhumados”, indica el concejal de Cultura, Marco Pérez.

 

Y es que los datos obtenidos en las diferentes excavaciones han resultando muy importantes para conocer más en detalle los rituales funerarios que practicaba la comunidad que vivía en el poblado, que se sitúa en las inmediatas proximidades de la necrópolis.  El  conjunto histórico de Tózar  acoge de hecho estructuras de diferentes etapas, desde la Edad de los Metales -con el dolmen megalítico- hasta nuestra historia más reciente, en forma de trincheras realizadas con hormigón ciclópeo. “Los objetivos de este campo de trabajo, el quinto que se realiza en el poblado, son la formación, la investigación y puesta en valor del patrimonio histórico”, recuerda Manuel López, técnico de Cultura y director del Campo, que sitúa los restos hallados hasta el momento entre los siglos IX y XII según la datación del C14 realizada en colaboración con la Universidad de Granada.

 

Una de los elementos que más importancia dan a este yacimiento de Tózar es la amplia tipología de enterramientos -de bañera, rectangular y  antropomorfa- y más en concreto la proliferación de éstas últimas, que le dan “una evidente singularidad al yacimiento, único por ello en Granada”, recalca el concejal de Cultura, cuyo área trabaja en la puesta en valor de este espacio.

 

“La nueva prospección, este verano, es para Moclín importantísima, porque nos permitirá confirmar que nos encontramos ante un yacimiento único  en Andalucía,  un poblado Mozárabe peculiar que merece la pena poner en valor y dar a conocer a nuestros vecinos y visitantes”, considera la alcaldesa de Moclín, Fina Caba.