La muestra “Amor líquido” expone , el próximo 16 de octubre, diferentes tipos de lactancia materna en el Hospital de Loja

 

El Grupo de Apoyo a la Lactancia Materna del Poniente Granadino, CRIARTE y PIXEL59 Family Photography, organizan la exposición fotográfica “Amor líquido”, un recorrido visual por los diferentes tipos de lactancia materna que son posibles; desde la habitual y familiar imagen de un bebé menor de 6 meses mamando a lactancias más prolongadas con niños de más de dos años, lactancia en tándem (lactar al bebé pequeño y al hermano mayor), lactancia doble (a mellizos/gemelos) y lactancia durante el embarazo.

La exposición fotográfica se podrá visitar el 16 de octubre a partir de las 18 horas en el hall del Hospital de Alta Resolución de Loja que también colabora en esta iniciativa de difusión de la lactancia materna.

Esta actividad se enmarca dentro de la Semana mundial de la lactancia materna que se celebra la primera semana de octubre.

El Grupo Criarte de Apoyo a la lactancia materna del Poniente Granadino celebra mensualmente encuentros en el hospital de Loja y Centro de Salud de Huétor Tájar donde poner en común y solventar todas aquellas dudas relacionadas con la lactancia materna.  Además, Criarte promueve actividades relacionadas con la pedagogía Montessori.

Beneficios de la lactancia

Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS), UNICEF y  Asociación Española de Pediatría (AEPED) recomiendan la idoneidad de que la lactancia materna continúe al menos hasta los 24 meses del bebé.

Las evidencias científicas disponibles constatan que la lactancia materna es la mejor forma de alimentar de forma exclusiva a los bebés hasta los seis meses, y, junto con otros alimentos, hasta los dos años, dadas las innumerables ventajas que reporta tanto para la madre como para su hijo.

La madre es capaz de producir la leche que el niño necesita en cada momento, de modo que las características y cantidad van variando durante el crecimiento. En este sentido, la OMS recomienda el calostro (la leche amarillenta y espesa que se produce al final del embarazo) como el alimento perfecto para el recién nacido, y su administración debe comenzar en la primera hora de vida.

Además de los nutrientes óptimos para cada recién nacido o lactante, la leche materna aporta anticuerpos y sustancias biológicamente activas que son capaces de disminuir el riesgo de padecer infecciones y enfermedades crónicas.