Tres empresas del territorio del Poniente Granadino ya disponen del distintivo “Calidad Rural Poniente Granadino” en sus establecimientos. En concreto, se trata del asador Pato Loco en Alhama de Granada y el hotel restaurante Paraíso en Moraleda de Zafayona. Ambas empresas acceden por primera vez a la marca de calidad mientras que embutidos García Lizana en Loja ha renovado su compromiso con este sello.

La calidad territorial es la marca con la que la Asociación Europea de Marca de Calidad Territorial, reconoce los productos con calidad, diferenciada y certificada, por su elaboración y producción, realizados en zonas rurales de toda España. Es decir, esta marca distingue a los mejores de cada pueblo.

Los productos y servicios que tienen este distintivo han pasado un exhaustivo procedimiento y control. Tras la solicitud, evaluación, certificación e inscripción en el registro, solo aquellos productos que cumplan los reglamentos establecidos por cada marca territorial y sean producidos, en zonas rurales, de forma “limpia y justa”, es decir con responsabilidad social y respeto al medio ambiente, reciben dicha acreditación.

La etiqueta “Calidad rural” que los identifica siempre va acompañada de otra que indica el territorio rural de procedencia.

El presidente del GDR del Poniente Granadino, Antonio Campos entregaba recientemente a dichas empresas el diploma que acredita que cuentan con dicha certificación. En el caso de Asador Pato Loco, Fernando Sanz recogió dicho distintivo, Manuel García en nombre de embutidos García Lizana y Antonio Jiménez del hotel restaurante Paraíso.

Medio centenar de empresas, entidades y colectivos del Poniente Granadino se han sumado a dicho proyecto en los últimos años. Una iniciativa de desarrollo rural en la que participa el GDR del Poniente Granadino junto a otros Grupos de Desarrollo Rural de Andalucía y del resto de España.